Ay Wowers… ¡Cómo me gusta el mes de diciembre! No sé si será porque es el mes de la época navideña o porque parece que en diciembre la mayoría de nosotros nos volvemos un poquito mejores personas. Sea lo que sea, es el mes de las mantitas y las películas en el sofá, así que, ¿qué os parece si os hablo un poquito de algunas películas con renombre en las que salen escenas con motos? Preparad vuestras mantas y palomitas porque hoy os traigo una buena lista de películas para disfrutar estas navidades.

Las motos y el cine siempre han formado la pareja perfecta, aunque quizá esta unión está poco explotada. En la mayoría de las películas en las que tenemos escenas de moto los que las conducen, por lo general, es un perfil que se aleja bastante de la realidad de los moteros (aunque esto no quiere decir que algún motero chuleta no siga suelto, jajaja). A los que nos gustan las motos, tenemos que conformarnos con el poquito protagonismo que tienen en el cine, apariciones fugaces y alguna que otra obra maestra. Pero bueno, no me enrollo más, vamos con una pequeña selección de largometrajes en los que la moto juega un “pequeño papel” protagonista, aunque para nosotros los moter@s, la moto siempre será la gran protagonista 🙂

La chica de la motocicleta

Año 1968, dirigida por Jack Cardiff y protagonizada por Alain Delon y Marianne Faithfull.
Un clásico de los años 60 repleto de escenas tórridas en las que Rebeca, una mujer liberal, decide abandonar a su marido. ¿Lo mejor de todo?, lo hace a lomos de una Harley-Davidson con la que viaja hasta Heidelberg para ver a su amante. Lo más interesante de la película lo encontramos en el viaje que realiza para llegar hasta Heidelberg; un trayecto repleto de personajes excéntricos y algunos amantes más.

EASY READER

Año 1969, para mí y creo que para la historia del cine, este largometraje marcó un punto de inflexión. Una película que, sin ser especialmente buena y nada del otro mundo, consiguió convertirse en el icono motero por excelencia. Nominada a un Óscar al mejor guión, considerada la Road Movie por excelencia con una banda sonora que todos hemos escuchado alguna vez: Born to be wild, la banda sonora de cualquier motorista. No os voy a contar de qué va, esta película la tenéis que ver sí o sí 😉

EL MOTORISTA FANTASMA

2007. Protagonizada por Nicolas Cage, esta película es un claro ejemplo de la cultura contemporánea en la que el protagonista no es más que un superhéroe “Idiota”. Una adaptación del famoso cómic de Marvel donde un famoso acróbata de motos hace un pacto con el diablo para proteger a su familia pero todo trato tiene su deuda y en este largometraje, el diablo volverá para cobrarse la suya. Una película hollywoodiense en toda regla.

Kill Bill. Volumen I

Año 2003, una Uma Thurman en una brillante interpretación dirigida por Quentin Tarantino, subida a una Kawasaki ZZR 250. Una película de culto en la que Uma se enfunda un traje de cuero amarillo (homenaje a Bruce Lee en la lucha contra Abdul Jabbar en Game of Death). En esta misma escena, 88 maníacos la persiguen a lomos de unas Yamahas Fazer 400, lo que nos pone en una total atmósfera motociclista.

Matrix Reloaded

Una de las persecuciones de la historia del cine que solo puede ser digna de una película como Matrix. Triniti sobre una Ducati haciendo caballitos para escapar de los agentes. Una escena que muestra por qué los seguidores de la saga son “tan” seguidores.

Aunque hay muchísimas películas en las que la moto juega un pequeño papel, aquí os dejo la selección que yo he hecho entre todas. Quizá alguna no sea de vuestro gusto, pero espero que las disfrutéis y me contéis qué os han parecido.

¡Nos leemos pronto!