¡Hola de nuevo, Wowers! ¡Feliz año a todas! Volvemos a la carga con nuevas pilas para daros unos consejos sobre cómo volver a la rutina después de las vacaciones de Navidad y no morir en el intento. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

Hemos pasado un par de semanas rodeados de familia, amigos, comida, bebida y muchas celebraciones, así que es normal sentirse un poco deprimida cuando toca volver a tu rutina de trabajo. ¡Nos pasa a todas! Por eso, vengo al rescate con la mejor estrategia para que la cuesta de enero sea menos cuesta y más un paseo 😉

¡Empezamos por la mañana!

Lo primero que notarás estos días es lo que te cuesta volver a madrugar y aprovechar tus mañanas. Nuestra recomendación es que te pongas la alarma unos 15 minutos antes de lo habitual, así adelantarás 15 minutos de tu rutina de mañana y no irás con prisas.

Además, dedicar al menos 10 minutos a desayunar tranquilamente nos ayudará a afrontar la mañana con la máxima energía posible. ¡Hay que desayunar siempre!

¡Cuida tu cuerpo!

Cuando te dicen que te cuides, muchas veces podemos pensar en cremas, serums o cualquier otro cosmético que nos ayude a vernos mejor, pero la realidad es que el cambio lo tenemos que hacer nosotras:

Si empiezas a cuidar tu cuerpo con pequeñas acciones como beber más agua, cuidar tu alimentación o conseguir un sueño reparador, verás como empiezas a sentir una energía diferente… ¡tu cuerpo ya está preparado!

¡Organízate!

Uno de los puntos más complicados es este.

Organizarse, tanto en la vida personal como en nuestro ambiente profesional, es de vital importancia para afrontar la vuelta a la rutina con calma y cero estrés.

Nosotros recomendamos las listas. Haz listas para todo lo que necesites: las tareas de casa, las tareas pendientes en el trabajo, la lista de la compra, etc.

Puedes hacerte infinitas listas y organizarlas por prioridad para verlo todo mucho más claro y ahorrarte agobios varios.

¡Haz algo nuevo!

A todos nos motiva mucho empezar una nueva andadura, ¿verdad? No hay mejor época del año para empezar con un nuevo objetivo. Puedes plantearte empezar un taller de pintura, una clase en el gimnasio, quedar con esos amigos a los que les debes un café desde hace años… ¡La decisión es tuya!

Espero que alguno de mis consejos te sirvan para afrontar estas semanas con alegría y dejar atrás las vacaciones. Nosotras ya los hemos puesto en práctica y nos va genial, ¿te apuntas? 😉