Hola, wowers. ¿Cómo vais chicas, moteras? Estamos en la recta final de marzo, como me gusta, ¿sabéis por qué? El final de marzo anuncia el principio de la primavera, lo que nos trae muchos días más de sol y buena temperatura y eso significa que se nos van acabando las excusas para no sacar nuestras motos a pasear. 

En mis últimos post os he hablado del Salón de la Moto de Madrid y también de una selección de motos idóneas para las que empezáis en esto de las dos ruedas. Hoy, en cambio, me gustaría hablaros de las motos de pequeña cilindrada, coloquialmente conocidos como los tradicionales ciclomotores y, es que, en los últimos años, los usuarios se han centrado más en adquirir y usar motos a partir de 125, dejando los ciclomotores en el olvido.

Todos somos conscientes de que las motos de pequeña cilindrada no atraviesan su mejor momento. Todavía me acuerdo de mi primer ciclomotor, una Yamaha Jog de 49 cc que me costó todos mis ahorros. Eso sí, era la niña de 15 años más feliz del mundo. Las normas de emisiones y las nuevos medios de movilidad urbana no están facilitando nada que los ciclomotores tengan futuro. ¿Están condenados a la desaparición?

El 23 de Enero de 2019, el diario “El Mundo” publicaba un artículo con el siguiente titular: “Los patinetes desplazan en ventas a los ciclomotores”

En el artículo, se hablaba de que la venta de los nuevos vehículos de micromovilidad (VMP, patinetes o segway) se ha incrementado notablemente.
Las nuevas normas de emisiones (Euro 4) junto con que los ciclomotores -en algunos casos- no superan los 45km/h hacen ganar muchos puntos a estos nuevos medios de movilidad.
De 270.000 motos que se fabricaron en el año 2007 se ha pasado a la cifra de 18.000 en 2018. Una cifra que se ha conseguido establecer gracias al auge de las nuevas marcas y la entrada de los modelos eléctricos.

El sector de la motocicleta vive, en los últimos años, una etapa importante de transición en donde la movilidad personal se impone con bastante fuerza. Como he mencionado antes, los cambios en las normas de emisiones y en las propias normas de circulación dentro de las grandes ciudades están haciendo que las grandes urbes se llenen de bicicletas eléctricas y patinetes propulsados con baterías eléctricas.

“Las normas de emisiones y las nuevos medios de movilidad urbana no están facilitando nada que los ciclomotores tengan futuro. ¿Están condenados a la desaparición?

A continuación os enumero alguno de los motivos por los que los ciclomotores están pasando desapercibidos:

Velocidades limitadas a 45 Km/h

Homologaciones bastantes complejas por parte de la Unión Europea

Uso de casco y otros medios de seguridad que en los dispositivos de movilidad personal no son obligatorios.

Requiere un carnet o permiso de conducción 

Revisaremos luces y conexiones eléctricas

Seguro obligatorio

Aunque estos no sean motivos negativos, quizás hacen que los dispositivos de movilidad personal sean “más cómodos” en todos los sentidos.

Las normas de uso, seguridad y circulación no son equiparables entre los ciclomotores y los dispositivos nuevos. Quizá es ahí dónde deberíamos comenzar a hacer hincapié. Las normas de seguridad, circulación y de uso deberían ser para todos igual porque en definitiva hablamos de movilidad.

Otro de los motivos por los que ha descendido la venta de ciclomotores es la irrupción de las compañías de alquiler conocidas como motosharing. Estas empresas han cubierto cada esquina de las grandes ciudades de ciclomotores que pueden ser usados por horas, días o minutos. Es tan simple como darse de alta en una aplicación. En menos de 10 min podrás estar moviéndote por la ciudad sin necesidad de ser propietario de una moto. Entre Barcelona y Madrid hay más de 7000 unidades.

En definitiva, estamos ante un cambio bastante notable en nuestra forma de movernos por las ciudades dónde el mayor incremento de venta de ciclomotores lo notamos en la demanda de las empresas de alquiler, que cada año, amplían sus flotas para ofrecer el servicio a más gente y a más zonas.

No sé que pensáis vosotras. ¿Estaremos ante el fin del ciclomotor de uso particular y en propiedad? Esperamos vuestra opinión, dejadnos un comentario y contadnos que os parece. ¿Estáis de acuerdo?

Nos leemos.

Hasta el próximo post.