Normalmente cuando se habla de looks moteros uno suele pensar en ropa más bien masculina o de aspecto duro. Quizá porque venimos de un concepto en el que el ser motero se atribuía antiguamente a chicos. Y poco a poco, gracias a personas como Sally Halterman, que en 1937 luchó por conseguir su carnet de conducir de moto, nos ha ido introduciendo en el, cada vez más amplio, mundo de las motos. Y la realidad es que hoy en día y, gracias a todo el espectro de moda que existe, solo hay que ser un poquito cucas y creativas para demostrar que se puede ser también coqueta y femenina, además de poder llevar el clásico aspecto motero, que por supuesto siempre existirá.

Hay mil tejidos que me encantan; acolchados, cueros, denim, pespunteados en azul metalizado, negro laminado, carbón, rojo mate, dorado y plateado… etc. En fin, como veréis, tenéis dónde elegir. Pero yo personalmente, dentro del mundo motos, soy una vespera, amante de todas las Vespas. Y como tal, os voy a dejar algunos looks con los que me siento muy cómoda y con los que saco mi lado más motero y sexy a la vez.

“Solo hay que ser un poquito cucas y creativas para demostrar que se puede ser también coqueta y femenina”

LA ELEGANTE

El motor y la elegancia no tienen por qué estar reñidos. Y es que se puede estar vestida de motera pero sin perder una gota de glamour. Y si no que se lo digan a Keira Knightley cuando protagonizó por ejemplo la campaña publicitaria Coco Mademoiselle de Chanel. Y es que es un look que mola todo, con ese punto vintage, toda de beige.

También es importante aquí no perder el norte eligiendo un vestuario superarreglado que luego no te permita estar cómoda. Con una chaqueta estilosa, una blusa, unos pitillos elegantes y unas botas resultonas, ya lo tienes todo hecho.
¡Solo te falta un casco molón para rematar el look!

Cosas que recomiendo: pantalones de tiro más bien alto, porque cuando vas sentada en la moto, así evitas preocuparte si se te está viendo todo por detrás…
Cosas que no recomiendo: pantalones blancos, sobre todo si tienes la moto un poco sucia.

LA ROCKERA

Yo conduzco una Vespa PX y, aunque normalmente no voy vestida bajo ese estilo más tipo Harley-Davidson, también tengo días en los que me apetece sacar mi lado más chulesco y más motero. ¡Porque yo lo valgo!
Y para esos días me pongo prendas pensadas para las mujeres todoterreno que no quieren olvidar su esencia de rebelde rockstar pero quieren seguir siendo fieles a la silueta moldeada y femenina.
Como por ejemplo una chupa de cuero de toda la vida, alguna camiseta negra con algún motivo chulo, unos vaqueros que depende del tiempo, pueden estar rotos o no, y unas botas cómodas. Y si hace fresquito, te recomiendo ponerte unos guantes, que te darán la vida si coges la moto a primera hora de la mañana.

LA CÓMODA Y SIN COMPLICACIONES

Sí. Somos chicas y conducimos motos. Pero francamente, hay veces que nos levantamos y no nos apetece nada arreglarnos para salir ni para hacer recados. Son esos días que te levantas y conforme lo vas pensando, te va encantando cada vez más todo ese estilo que llaman nude, comfy, natural beauty… Vamos, lo que viene siendo el estilo de estar por casa de toda la vida. Una sudadera, una camiseta básica, un pantalón de chándal, unas zapatillas y ¡a correr!
Y es que una tampoco tiene que llevar necesariamente todos los complementos y ropa motera para demostrar que lo es. Eso se lleva dentro y con que te montes en tu motito, disfrutes del viento en la cara y sientas la aceleración, ¡ya nos vale y nos sobra! Vayas divina, arreglada, o de estar por casa.

Chicas, pues ya sabéis, solo tenéis que ser fieles a vuestro estilo, sea cual sea, y ¡disfrutar de vuestra moto!