¿Qué tal van estos días tan soleados? ¿Estáis saliendo a aprovechar estos días con la moto? Algunas wowers que ya contamos los días para que llegue primavera ¡y no bajarnos de nuestras pequeñas en todo el día! Dejando un poco a parte los temas más técnicos, hoy me gustaría dedicar este post a una mujer que es un ejemplo a seguir para todas nosotras. Una mujer luchadora, talentosa e inconformista (como digo en el título).

Os hablo de Judith Obaya. Policía Local, motera y especialista en grandes retos deportivos, Judith es un espíritu aventurero. Asturiana de 49 años, primero estudió informática y en el año 1989 se convirtió en policía. Fue la primera mujer en cruzar el desierto del Sáhara a lomos de su moto. Un total de 3 días le bastaron para dominar las dunas y rocas del desierto. Una mujer exploradora del mundo, inquieta e imparable. Una mujer sin limites que fue de las primeras en recorrer los veinte mares de Europa en motocicleta y la primera persona en cruzarlo en bicicleta sin pisar ni una sola carretera.

Son muchos los retos que ha conseguido a lo largo de su carrera. Judith nos ha demostrado a todos y a sí misma que, a pesar de las dificultades, todo es posible si uno quiere, desarrollando incluso una campaña personal en contra de las agresiones machistas.En Octubre de 2015 fundó Motorcycle Experiences, con la que organiza viajes y recorridos de multiaventura. Además, forma parte de la Comisión Femenina de Motociclismo y de la Organización Internacional para la Defensa de los Motociclistas (IMU).

Expediciones


Judith Obaya lleva desde el año 2010 haciendo frente a aventuras en moto, bicicleta o incluso a pie.  En este mismo año ya había recorrido en moto España, Portugal  e Italia. A continuación, os hago un resumen de algunas de sus aventuras más emocionantes.

Los 20 Mares (2013)


En verano de 2013, Obaya recorrió un total de 27.000 kilómetros, los cuales realizó bordeando los 20 mares europeos. Un viaje de 50 días y unas 14 horas diarias a lomos de su motocicleta.

Mar Cantábrico, Mar de Irlanda, Mar de Alborán, Mar Menor, Mar Liguria, Mar Tirreno, Mar Jónico, Mar Adriático, Mar Egeo, Mar de Mármara (Turquía), Mar Negro, Mar Azov, Mar Báltico, Mar Blanco, Mar de Barents, Islas Lofoten, Mar Norte (Suecia), Mar de Frisia, Mar Celta, Lago Ness.

Durante su viaje, además, visitó lugares especiales como Monte Elbrús (más elevado de Europa), Cabo Norte (el punto más septentrional de Europa) o el pozo artificial más profundo.

Travesía por el Sáhara Occidental en total autonomía (2016)


Una travesía por el Sáhara en moto y con total autonomía.  Un total de 3200 kilómetros de pura circulación offroad por pleno desierto y que consiguió en un total de 10 días. Pionera en esta travesía, fue la primera mujer en realizar un trayecto así y encima sin asistencia.

Desafío “Cumplir una promesa” (2016)


Tras un accidente importante que sufrió en moto, Judith se hizo una promesa y decidió plantearse un desafío que le ayudaría a recuperarse: recorrer junto al atleta invidente Juan Llames un total de 17 puertos de Principado de Asturias. Juntos corrieron unidos por una cuerda los 13 puertos fronterizos.

Ascensión corriendo  al Mulhacén contra la Violencia Machista (2017)


Enero de 2017, como protesta en contra de la Violencia Machista, Obaya se marca como objetivo subir corriendo y sin descanso el monte Mulhacén con una cima que alcanza  3842 metros. Con un Gps y con ayuda de José Manuel Barrós llegó hasta La Hoya del Portillo. Las condiciones meteorológicas no le permitieron ascender más.

En diciembre de 2018, Judith contaba su deseo de atravesar en marzo el desierto de Monegros (Aragón) en patines “Rollerski”.
Judith Obaya ha recibido en los últimos días el premio 8 de Marzo. Otorgado por el Consejo Comarcal de Mujeres de la Comarca de la Sidra. Su trayectoria vital ha sido el punto clave para esta decisión. La entrega del premio se celebrará el próximo día 15 de Marzo.

“Ser una atleta de este calibre conlleva sacrificios, entre ellos renunciar a casi todo lo que no sea trabajar en los proyectos. Vivir al límite es muy duro. No hay tiempo para familiares ni amigos, todos los recursos son para buscar apoyo y patrocinadores”.

Judith Obaya, El Comercio.

Bueno, wowers, espero que os guste este post. De vez en cuando me gusta hablaros de mujeres que representan la igualdad, la lucha, el trabajo y el sacrificio.

Nos leemos.

Marta Rodríguez Flores