España es uno de los países más bonitos para recorrer en moto; un paraíso para cualquier motero. Carreteras serpenteantes, pueblos que brotan de las colinas. Más de trescientos mil kilómetros de asfalto, de disfrute y de emoción. Rutas por Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Extremadura, País Vasco, Cantabria, Aragón, Cataluña, Galicia… Cualquier sitio contiene lugares por descubrir a lomos de nuestras motos y que nos esperan para hacernos vibrar en cada paisaje por el que pasemos durante nuestro viaje. Podría hablaros de muchas rutas y lugares que visitar, pero para hoy he elegido una de las rutas más bonitas y sobre todo, más llena de paisajes contrarios, playa y montaña, pueblos de ensueño… En definitiva, una ruta que os hará descubrir la belleza de uno de los lugares más bonitos de Andalucía: el Cabo de Gata. La ruta en moto por el Cabo de Gata también muestra la maravilla de clima que tiene la provincia de Almería, una de las más soleadas de España.

Perderse por las espectaculares carreteras que recorren el Parque Natural del Cabo de Gata es todo un lujo que tenemos al alcance todos los que viajamos sobre dos ruedas y, si estamos dispuestos, podremos disfrutar de paisajes sorprendentes y únicos. El viaje que os propongo hoy os hará conocer lugares perdidos donde el disfrute de sus preciosos paisajes, sumado a rodar por sus carreteras (en buen estado), hará que lleguéis a todos los sitios posibles. Carreteras secundarias que conducen de pueblo en pueblo, de paisaje en paisaje, de comarca en comarca, enseñándonos Andalucía en todo su ser. Unas vistas que os dejarán perplejos. Acantilados sobre el mar, valles y gargantas escondidas. Todo entre un entorno maravilloso que mezcla escenarios desérticos con impresionantes playas. Una mezcla explosiva para pasar un rato en moto excepcional. A continuación, os propongo un pequeño itinerario.

Almería a Cabo de Gata

Con una duración aproximada de unos 40 minutos y 42 kilómetros saliendo desde Almería capital comenzamos a descubrir el maravilloso Cabo de Gata. En sus historias cuentan que este municipio albergó una población de Focas Monje bastante abundante y que los navegantes que pretendían aproximarse a tierra confundían sus gritos y gruñidos con cantos de sirenas. A la historia me remito, uno de los lugares más bonitos de visitar y cuyo nombre lleva impregnada esta historia es El Arrecife de las Sirenas.

De Cabo de Gata a San José

Seguimos con nuestro viaje, 36 minutos y 23 kilómetros de trayecto en los que tenemos una parada obligatoria en la Cala de El Mónsul, una de las playas que junto a la de los Genoveses forman uno de los espacios más preciados del litoral almeriense.
Continuamos con San José, un municipio que descubrimos colgado al mar desde sus balcones blancos y considerado uno de los lugares con más ambiente del Cabo de Gata. Restaurantes, terrazas y bares os esperan para disfrutar de la gastronomía de la zona.

De San José a Las Negras

21 kilómetros nos esperan por delante. A pesar de ser un trayecto corto es considerado uno de los más especiales y bonitos que podemos encontrar entre todos los itinerarios posibles. ¿Qué podemos ver aquí? Lo primero, El pozo de los Frailes. Una vez visitado, desde allí bajamos nuevamente hacia la costa y nos paramos en la Isleta del Moro, mucho sabor marino y buenos lugares para hacer parada y pernoctar en esta pequeña población. De camino a las Negras podemos parar en un mirador desde donde podemos ver los acantilados y la belleza de las calas almerienses en las que, casi con total privacidad, podremos tomarnos un merecido descanso.

De Las Negras a Carboneras

Nos adentramos en el último trayecto de nuestro viaje. Con un recorrido de unos 33 kilómetros, aquí disfrutaremos de primera mano del contraste de paisajes que esconde la provincia de Almería. Rodearemos los macizos rocosos llenos de senderos preciosos que, si podemos recorrer a pie o bicicleta, nos llevarán hasta la siguiente cala en Agua Amarga, un pueblecito dedicado a la pesca que, gracias al turismo que recibe día a día, vuelve a resurgir como uno de los puntos obligatorios para visitar. Aquí podremos encontrar La Cala de En medio, con un acceso bastante complicado, sus aguas cristalinas se merecen ser visitadas aunque sea una sola vez.

Y por último, de camino a Carboneras, el final de nuestro viaje, podremos visitar La mesa Roldán, paisaje que sirvió de escenario para Juego de Tronos, con un faro antiguo que aún permanece activo.

Hasta aquí mi propuesta y ya sabéis, el Cabo de Gata tiene infinidad de posibilidades para ser recorrido y está en la elección de cada uno descubrirlo poco a poco.

¡Nos vemos en la carretera!