Pues sinceramente la primera vez que monté en mi antigua moto Superlight 125 fue increíblemente gracioso. Yo había montado antes en moto, para ser exacta, en una scooter del año de la tos. Pero el día que llevaron mi nueva moto Keeway Superlight super bonita y preciosa y…NUEVA a casa de mis padres, el hombre que la llevo hasta allí me tuvo que enseñar a montar cual padre o madre enseña a sus hijos a montar en bici sin ruedines…

“Siempre había sido mi sueño desde niña, tener una moto.”

Fue un poco vergonzoso ahora que lo pienso, pero ver la ilusión del hombre al verme cambiar de marchas a la primera y saber girar…eso no se me va a olvidar nunca! Aparte cuando vi la moto salir de la furgoneta eché una lagrimilla al pensar que ya POR FIN iba a tener una moto estilo custom para mí. Siempre había sido mi sueño desde niña tener una moto (hice colección de la revista Moto Verde con la paga que me daban mis padres) y ese fue mi momento…lo recuerdo todo tan nítido que me emociono y me rio a la vez 🙂

Autora: Yaiza

Sigue la historia

La primera vez que monté en moto…

Nos encantaría que compartieras con nosotras esa experiencia, cómo fue la primera vez que te subiste a una moto, ¿qué te llevó a introducirte a este gran mundo? ¿qué sentiste? alegría, adrenalina, miedo, indiferencia. Somos muchas y cada una con nuestra anécdota. Bienvenida.

Publicaremos tu historia firmada con tu nombre en la sección Artículos de nuestra web.

Privacidad

Newsletter