E

n España se diagnostican aproximadamente 26.000 nuevos casos de cáncer de próstata al año y en los últimos tiempos esta incidencia se ha ido aumentando de manera considerable. Es uno de los cánceres más desconocidos, quizá porque solo afecta a la mitad de la población, la masculina. Además, en el año 2016 fallecieron más de 3.569 personas por suicidio en España. Diez personas al día. Una cada dos horas y media. El dato estremece: tres de cada cuatro fueron hombres.
Yo todavía sigo impresionada por lo ocurrido el pasado domingo 30 de septiembre en Madrid. Se celebró The Distinguished Gentleman´s Ride 2018 y…¡Fue todo un éxito!
Presente en más de 600 ciudades en todo el mundo, incluyendo más de una veintena de ciudades españolas, la convocatoria de la capital de España nos dejó a todos con los pelos de punta. Para las que no conozcáis en qué consiste, os voy a poner un poco en contexto.

The Distinguished Gentleman´s Ride es un evento que se celebra desde hace 7 años con un objetivo muy claro, la recaudación de fondos para la investigación del cáncer de próstata y los programas de prevención del suicidio masculino, en definitiva por y para la salud masculina.
En ella, los participantes hacen donaciones voluntarias que se suman a los ingresos de los patrocinadores. En España, contamos con partners como Triumph o Zenith Watchs. Este ride, que nació en el año 2012 como un paseo de diversión y reivindicación de la mano de su ideario Mark Hawwa en Sidney, ha alcanzado en esta edición de 2018 la mayor participación de todas las ediciones. Este evento solidario, cuyo beneficiario es la Fundación Movember, ha conseguido recaudar más de 22.000€ solo en la ciudad de Madrid, con más de 3500 inscritos en toda España, más de 113.000 inscritos en todo el mundo y una colecta global que roza los 6 millones de dólares, objetivo marcado para este año.

El Domingo 30 de septiembre me presenté en Triumph a las 9:30 de la mañana. Este año he tenido el honor de ser voluntaria en la organización con el fin de poder apoyar y echar una mano para que todo saliera a la perfección. Mis funciones, colocar todas las motos de los participantes en la calle y controlar que todas salieran en el orden correcto durante el desfile.

A las 10 de mañana, la calle José Abascal de Madrid (Triumph Motos Madrid), se llenaba de moteros, todos vestidos con sus mejores galas y dispuestos a salir a pasear encima de sus monturas de dos ruedas: estilo clásico, Cafe racer, Custom, Bobber… El concesionario de Triumph era el punto de partida. Las chicas de No sin picar nos dieron de desayunar y además contamos con una mesa de donaciones y merchandising para que los últimos “rezagados” pudieran hacer sus aportaciones. Bigotes, barbas arregladas y bien cuidadas, pajaritas, trajes y motos clásicas en una cita tan divertida como solidaria. Más de 2.000 riders circulamos en un recorrido por las calles de la ciudad y como novedad en esta edición, el evento puso su broche final en uno de los centros de ocio gastronómico con más elegancia de Madrid: Platea, situado en la calle Goya. Allí pudimos disfrutar de una variedad de pinchos, sorteo de regalos ¡y hasta un concierto! Tengo que hacer un apunte, llevo acudiendo a 3 ediciones, incluida la de este año, y me siento muy orgullosa de que la participación femenina en este tipo de eventos sea cada vez mayor. Mujeres acompañantes y mujeres piloto, es un orgullo que cada día seamos más las que disfrutamos de este mundo de dos ruedas. Y como no, mi mejor edición ha sido esta de 2018. He podido aportar mi granito de arena y para mí eso es importante. Está claro que The Distinguished Gentleman´s Ride es una cita obligada e imprescindible para los fanáticos y amantes de las motocicletas clásicas y sobre todo, de las buenas maneras.

The Distinguished Gentleman´s Ride 2018 en fotos

Fotografías de Ernesto Cortijo y Pilar Bartolomé de PIER Fotografía ©