Se lo pasan de fábula recorriendo la ciudad sobre dos ruedas sin más pretensión que la de divertirse y vivir la vida de una manera diferente. Su movimiento se ha hecho tan popular que ya lo comparten con los chicos… pero sin perder su esencia.

Nos recuerda a “Larry Crowne, nunca es tarde”, una película poco conocida, protagonizada por Tom Hanks y Julia Roberts, donde un grupo de chicos se juntan sólo para recorrer las calles de la ciudad en sus scooters.