¡Hola Wovers!, ya estamos en abril y aunque deberíamos tener ya días soleados cómo dice el dicho: “En Abril, aguas mil”, parece que el buen tiempo todavía se nos resiste. Llega la temporada en la que más motos se venden. El bueno tiempo y la llegada de las vacaciones, como Semana Santa, hacen que nos entre el gusanillo de cambiar de modelo o de comprarnos una moto por primera vez. Pero todo no es tan fácil. Muchas veces, por falta de información, adquirimos un modelo que finalmente no es el que nos encaja, por cilindrada, por tamaño, por su forma de conducción… Cuando nos vamos a comprar una moto, debemos pararnos a pensar y analizar bien las diversas características de cada modelo. Son muchísimos los factores que debemos valorar y tener en cuenta antes de decidirnos por una moto en concreto:

Características personales: envergadura, experiencia…

Uso que le vamos a dar

Disponibilidad económica

Hoy en WOW, os traigo un post con consejos para que la elección de tu moto sea la correcta.

Cuando hablamos de cilindrada, tenemos que tener en cuenta que es una de las características que más debemos valorar, por ello, a continuación, os enumero unos pasos a seguir para elegir tu moto y que esto no se convierta en una auténtica pesadilla.

N

Experiencia

Lo primero y más importante es tener en cuenta la experiencia que tenemos conduciendo vehículos de dos ruedas. Si nunca hemos cogido una moto, es de locos elegir una de gran cilindrada. Cuando tenemos poca experiencia de conducción y por lo tanto, nuestro nivel de destreza y de manejo es bajo por no decir nulo, una moto de gran cilindrada, que puede llegar a grandes velocidades no es lo más recomendable. Es por ello, que la elección más acertada sería adquirir una moto de baja cilindrada. Estas motos nos permiten desarrollar nuestras capacidades y potenciar nuestra destreza. Son fáciles de utilizar.

N

Aspectos económicos

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el económico. Cuando tenemos que tomar una decisión de estas características, el aspecto económico juega un papel muy importante en la elección. Cuanto mayor sea la cilindrada mayor será el consumo de combustible, mayor será el coste de mantenimiento y sobre todo, a la hora de comprar un modelo de estas características su precio será más elevado.

N

Aspectos físicos

Nuestro corpulencia también es un aspecto que debemos tener en cuenta. Las motos de baja cilindrada son una de las más indicadas para personas poco corpulentas o con poca fuerza física (quiero aclarar que este aspecto depende de la experiencia. Una persona poco corpulenta que lleve toda la vida en moto es capaz de llevar motos de gran cilindrada sin ningún problema. Aclaro esto para que no haya mal entendidos). Un conductor con unas condiciones físicas altas es posible que su cilindrada ideal sea más alta (ojo, como he mencionado en líneas anteriores, una persona con grandes capacidades físicas no significa que su moto tenga que ser sí o sí de gran cilindrada. La experiencia es lo principal).

N

Entorno de conducción

Si el uso que le vamos a dar a la moto es simplemente movernos por ciudad, la scooter debe ser tu elección. Son cómodas, económicas y sobre todo, fáciles de utilizar, su mantenimiento es bastante asequible y su capacidad de carga te permitirá transportar tus cosas.

Si en cambio, además de la ciudad  queremos combinar el uso con carretera, un modelo Custom o Naked debe ser tu elección. Estos modelos los podemos encontrar en cualquier cilindrada pero sí es cierto que, en cilindradas bajas quizás se nos quede corta sobre todo, a la hora de hacer desplazamientos largos.

Aunque parezcan consejos obvios, mi experiencia me ha enseñado que no siempre tomamos la mejor decisión a la hora de adquirir una moto.

Espero que os guste el artículo y como os digo siempre, cualquier consejo u aportación que nos queráis hacer, dejadnos un comentario. Nos gusta mucho leeros.

Hasta el próximo post.

Nos leemos.